martes, 11 de enero de 2011

RESCATE DE MARINOS DE LOS PIRATAS SOMALIES


La Reacción de Rusia ante un asalto de piratas somalíes a uno de sus barcos, igualito que nuestros militares dirigidos por una nacionalista.

Este vídeo muestra a un comando naval ruso a bordo de un barco pirata somalí.

Cuando los piratas capturaron un petrolero ruso, el buque de guerra de la Unión Europea que patrullaba aquellas aguas no quiso actuar por temor a que su intervención causara víctimas. Todas las conversaciones son en ruso.

Los soldados liberaron a sus compatriotas y al petrolero, trasladaron a los piratas de nuevo a su barco, lo inspeccionaron buscando armas y explosivos y, finalmente, lo abandonaron y explosionaron con todos los piratas esposados en él.

Los comandos hundieron el barco, junto con todos los piratas, sin ningún procedimiento judicial, abogados, etc. De ese modo, los rusos aplicaron las leyes anti piratería de los siglos XVIII y XIX en las que el capitán del buque salvador tenía potestad para decidir el destino de los piratas. Habitualmente eran ahorcados.

Es probable que a partir de esta actuación los buques rusos no vuelvan a ser atacados por los piratas somalíes.

¿Protestó algún país occidental? ¡¡¡NO!!! ¿Por qué?

http://true-turtle.livejournal.com/85315.htmL

http://www.youtube.com/watch?v=2s2j5jX7waE&feature=player_embedded#!

Es bárbaro y cruel, pero las normas en el mar son unas y hay países que las cumplen a rajatabla, quizá por eso son respetados, los pueblos débiles con gobiernos “veletas”, reciben todos los vientos de los violentos.

Unos opinaran que esto es lo que hay que hacer con piratas y otros por cobardía de “progre” o caridad cristiana, opinan que no, que no hay que bajarse los pantalones y pagar los rescates, solo así se acabara con los secuestros de barcos, yo solo opino que no hay derecho a tener que ser o “calvo o tres pelucas”.

Además de este vídeo, en otro está el esquema del asalto y liberación de los marinos, que duró 22 minutos.

Mientras unos se rinden preventivamente y pagan rescates, otros defienden a sus nacionales y a la dignidad de su país.

¿Quién tiene razón? Por desgracia la fuerza de las armas, triste realidad