lunes, 25 de julio de 2011

MENUDO CANDIDATO NOS ESPERA


Solo quiero que PINCHEN en este enlace, en donde el periodista Carlos Carnicero ha estado de actualidad durante esta semana a cuenta de despido como colaborador de la 'Cadena SER'. Desde que saltara la noticia, Carnicero ha expresado varias veces a través de Twitter su descontento con la radio del Grupo Prisa. Tampoco se ha librado Àngels Barceló -hasta ahora su jefa en 'Hora 25'- a quien dijo en un 'tuit': "Eres responsable de la decisión de despedirme y no tuviste el coraje de llamarme para decírmelo. ¡Qué decepción!". (Coraje = Ovarios en hombre “wuevos”)

http://ccarnicero.com/2011/07/19/mi-despido-de-la-ser-no-es-el-problema-es-solo-un-pequenisimo-sintoma-de-como-esta-espana/

Vean cómo se las gasta D. Alfredo P, el estado policial al que va a convertir a este País antes llamado España si ganara las elecciones va a ser propio de un país bananero.

En una entrevista en La Sexta, Esteban González Pons se ha referido a la discusión, a gritos, de Alfredo P. Rubalcaba con el propio vicesecretario de Comunicación y Carlos Floriano, que fue amenazado por el ministro del Interior. Le llegó a decir "veo todo lo que haces y oigo todo lo que dices".

"Rubalcaba dice que nos ve y nos escucha todo lo que decimos y todo lo que hacemos. Caben dos posibilidades: o nos espía o es la mismísima bruja Lola", ha bromeado el diputado popular.

Esto es peligroso, pero muy peligroso, un hombre que ha estado en todos las “faenas” de los gobiernos socialistas y que siempre ha salido, como diría uno de los enanitos de Blanca Nieves “limpiecito”, es para hacérselo ver.

Y ahora:

UN BELLO EJEMPLO

Esta es una historia real y de gran interés humano y todos deberíamos vivir como esta buena Señora.

Casi al final del servicio dominical, el Sacerdote pregunta alos fieles:

-¿Cuántos de vosotros han perdonado a sus enemigos? - El 80% de los feligreses levantan la mano.

El Sacerdote insiste con la pregunta – De verdad hermanos ¿Cuántos de vosotros ha perdonado a sus enemigos?-

En esta ocasión todos los presentes levantan la mano menos una pequeña viejecita

El Sacerdote se dirige a ella y le pregunta - ¿No está usted dispuesta a perdonar, hermana?-

La viejecita contesto -¡Yo no tengo enemigos!- respondió muy dulcemente.

-¿Eso es muy raro?, ¿pero cuántos años tiene? –

-101 años- Respondió.

Todos los allí congregados se levantaron y comenzaron a aplaudir a rabiar, era una situación muy tierna.

-¿Hermana, querida amiga, puede pasar al frente y decirnos ¿como se llega a los 101 sin tener enemigos?

La dulce viejecita pasa delante de todos en el altar y se dirige a la congregación de feligreses y le dice:

-¡Porque ya se murieron todos esos hijos de puta!-