miércoles, 15 de junio de 2011

POLITICA SERIA Y POLITICA BANANERA

De todo lo sucedido en Japón, y más allá de las víctimas y del pánico nuclear que nos ha acompañado en todos los periódicos y telediarios durante estos meses, una de las constantes que más se han comentado es la virtud que ha mostrado el pueblo japonés para aplacar las duras consecuencias del terremoto que sufrió el pasado 11 de Marzo.

La tranquilidad o la falta de histeria, que a muchos sí nos invadiría con la que ha actuado, su perfecta organización y su determinación para empezar inmediatamente la reconstrucción han maravillado a la opinión pública mundial.

Y para muestra un botón. Este tramo de una carretera japonesa que presentaba grandes daños fue reparado en tan sólo 6 días. Ahora lo ves, y ahora no lo ves.


Las imágenes que aquí pueden contemplar corresponden a la zona de Naka, y como se aprecia perfectamente en las fotografías el temblor (recordemos, de magnitud 9) dejó aquí un espectacular recuerdo, una grieta de más de 150 metros a lo largo de la sección principal de la carretera.

http://www.gizmodo.es/2011/03/26/carretera-japonesa-reparada-en-tan-solo-6-dias.html

Que diferencia con nuestro pobre y empobrecido Pais, antes llamado España, aquí para cualquier decisión a tomar se necesitan meses de planificación y vistos buenos, si hablamos de “trincar” es otra cosa, aquí si que somos rapidísimos, pero pongamos una “comparanza” que dirían en el pueblo, una diferenciación con nuestra Economía Sostenida por Farolas.

Se trata de la alternativa española a la crisis, el Plan de Economía Sostenible el nombrecito resulta prometedor y que nombre tan redondo. Como se podrá observar, la instantánea recoge a dos individuos, ufanos ellos por la obra desarrollada, que posan junto a un cartel del Plan "E".

La obra en cuestión está financiada por el ayuntamiento de Estepa de San Juan -Soria- y corresponde y según transcripción literal al "cambio de tres farolas de alumbrado público".

El presupuesto empleado en la modernización del mobiliario urbano ha sido de 973 euros y el plazo de ejecución de los trabajos empleados de tres meses. Es decir a mes por farola.

Sin comentarios, pero vamos hacer algun comentario más. El cartel en cuestión que recoge esta magnífica aportación al desarrollo económico español cuesta mil euros, es decir más caro que la instalación de las tres farolas.

¿Economía Sostenible?, me “río” de Janeiro, esto no lo “sostiene” nadie. España se encuentra en el furgón de “cola” de Europa, y es muy sencillo de explicar, porque está gobernada por mediocres que permiten que la economía se desplome y que grupos minoritarios tomen y ensucien la calle a su antojo ante la pasividad del Sr. Pérez, D. Alfredo, que hace de D. Tancredo.

Para los de la LOGSE Don Tancredo recibía a los toros subido en un pedestal. Todo el mundo lo llamaba el rey del valor, pero la verdad es que Don Tancredo no se movía, como el Sr. Pérez y cuanto más quieto se quedara, mejor salía parado. A la gente le gustaba porque era cómico, nuestro hombre además es patético.

Pues así trabaja para cuidar a los súbditos españoles, el Ministro del Interior, quieto, inodoro e insípido y mientras las calles ocupadas por los perros flauta de turno y los supuestos maricas acosando a los miembros del PP ¿y la policía?, ni están ni se les espera, otra cosa sería si fuera estos individuos a incordiar a los ricos del gobierno, ahí sí que intervendrían y además con contundencia, pues no faltaría más. Porca Miseria.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/plan-e-de-zapatero-tres-meses-para-cambiar-tres-farolas-y-cuatro-metros-de-valla-1276418803/

Alguien al comentar esta noticia de la carretera nipona, dijo: Aquí para lo mismo se haría un proyecto para empezar a trabajar a los 6 meses, después de otros 6 meses pararían la obra porque se han quedado sin presupuesto y un año más tarde, una vez duplicado el presupuesto, demorarían otros 6 meses para terminar. Después, por supuesto, la carretera quedaría cerrada unas semanas o meses hasta que el político de turno tenga un rato libre para sacarse la foto y que fuera publicado por su empresa afín.

Esto es lo que pensamos los españoles de nuestra clase política, no nos fiamos ni un pelo, por algo será.

Hasta luego Lucas que diría Chiquito de la Calzada.